Noticias /

SE AVECINAN CAMBIOS PARA VOIGHT EN LA T8 DE 'CHICAGO P.D.'

Los episodios de ‘Chicago P.D.’ que faltaban por doblar se emiten los miércoles a las 22:00.

Chicago P.D. será una de las series que abordará el decreto de reforma policial firmado por el presidente Trump en verano. El documento es la respuesta de la Casa Blanca a la oleada de protestas contra el abuso y el racismo de las fuerzas de seguridad. Las medidas también han tenido su repercusión en el mundo de la televisión y los dramas policiales y Chicago P.D. es uno de ellos.

La serie está en el punto de mira y Hank Voight (Jason Beghe) es el motivo principal. Tanto él como el squad han cruzado numerosas líneas rojas a lo largo de estas siete temporadas, decisiones que chocan contra la nueva reforma policial.

¿Cómo afrontará la serie esta nueva realidad? El showrunner Rick Eid compartió que Voight será clave… pero tiene que hacer cambios muy importantes en su forma de trabajar.

La incorporación de Nicole Ari Parker como la nueva superintendente adjunta Samantha Miller será clave para que el squad se adapte a esta nueva realidad. Miller llegará con el objetivo de abolir la mentalidad de "policía guerrero" y ayudar a Voight y la Unidad a adaptarse. Ella ve a Inteligencia como parte integral de esta misión y sabe que si puede cambiar a Voight, el resto de la policía le seguirá.

Rick Eid compartió además que Voight tendrá que averiguar si es parte del problema o de la solución, por lo que su reacción será clave. No es el único que tiene que hacer ese ejercicio de reflexión. Al final de la séptima temporada, Hank traslada a Upton a trabajar para el FBI en Nueva York después de un incidente; Burgess sabe que su antiguo amor mató a alguien y Ruzek siempre se ha inclinado a ir demasiado lejos con los sospechosos. Atwater es probablemente el único que no se ha extralimitado, aunque se enfrenta a un grupo de policías racistas que tratan de desacreditarlo.

La pandemia también formará parte de la octava temporada de Chicago P.D. y tendremos algunos romances (o proyectos). Las chispas siguen saltando entre Upton y Halstead, pero ambos conocen muy bien las complicaciones de los romances en el lugar de trabajo. Por su parte, la relación entre Burgess y Ruzek sigue tensa pero comienza a remontar después del aborto de ella.

Comentarios